Hipotiroidismo

El hipotiroidismo es la enfermedad endocrinológica más común, es consecuencia de la incapacidad de la glándula tiroides para producir su hormona.

Esta información es tomada del sitio MedlinePlus:

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000353.htm

HipotiroidismoMariposa

Síntomas

Síntomas iniciales:

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si tiene síntomas de hipotiroidismo (o mixedema).

Si está recibiendo tratamiento para el hipotiroidismo, llame al médico si:

  • Presenta dolor torácico o latidos cardíacos acelerados
  • Tiene una infección
  • Los síntomas empeoran o no mejoran con el tratamiento
  • Desarrolla síntomas nuevos

Referencias

Brent GA, Davies TF. Hypothyroidism and thyroiditis. In: Melmed S, Polonsky KS, Larsen PR, Kronenberg HM, et al. Williams Textbook of Endocrinology. 12th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Saunders; 2011:chap 13.

Garber JR, Cobin RH, Gharib H, et al. Clinical practice guidelines for hypothyroidism in adults: cosponsored by the American Association of Clinical Endocrinologists and the American Thyroid Association. Thyroid.22;12:1200-1235.

Kim M, Ladenson P. Thyroid. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman’s Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Saunders; 2011:chap 233.

Actualizado: 6/7/2013

Versión en inglés revisada por: Brent Wisse, MD, Associate Professor of Medicine, Division of Metabolism, Endocrinology & Nutrition, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Anuncios

Nódulos en la Tiroides

Nódulo tiroideo sospechoso en Ultrasonido: Bordes Irregulares y Calcificaciones
Nódulo tiroideo sospechoso en Ultrasonido: Bordes Irregulares y Calcificaciones

La tiroides es una glándula en forma de mariposa que tenemos en el cuello. Más específicamente, en la parte anterior, detrás del collar o de la corbata.

La tiroides es la responsable de producir una sustancia, conocida como hormona tiroidea (tiroxina), que regula el metabolismo del organismo. Esto es, regula la cantidad de energía que consumimos para vivir. La tiroides, aunque está en el cuello, no tiene relación con el habla y la formación de sonidos en la garganta.

Dentro de la tiroides, con frecuencia, se detectan pequeñas formaciones que llamamos nódulos. Estos nódulos, son anormalidades redondeadas en la estructura de la tiroides, que muchas veces podemos sentir en el cuello, o incluso pueden ser visibles y notarse cuando la persona traga.

La mayoría de los nódulos tiroideos son benignos, y en general no requieren ningún tratamiento. Cuando los nódulos tiroideos son muy grandes, usualmente mayores a 3 centímetros, pueden causar molestias al tragar, y requerir cirugía.

Muy pocos nódulos tiroideos son malignos. Estos nódulos generalmente tienen características sospechosas el ultrasonido, como bordes irregulares, calcificaciones, flujo sanguíneo dentro del nódulo, ganglios asociados o hipoecogenicidad, esto es, que se ven más oscuros que la tiroides normal.

Cuando tenemos estos datos de sospecha, preferimos realizar una biopsia guiada por ultrasonido, para que el Médico Especialista en Patología, pueda revisar las células al microscopio y confirmarnos si el nódulo es sospechoso o no de cáncer de tiroides.

El Cáncer de Tiroides es muy común, y su incidencia ha aumentado dramáticamente en los últimos años, probablemente asociado con una mejora en los métodos de detección temprana. Sin embargo, su mortalidad sigue siendo muy baja. En general, se considera una enfermedad de buen  pronóstico, teniendo una evolución muy favorable una vez completado el tratamiento, la mayoría de los pacientes mantienen una vida prácticamente normal.

Generalmente el cáncer de tiroides requiere una cirugía para extirparlo, y en los casos de alto riesgo, se considera el uso de yodo radioactivo para disminuir la posibilidad de recurrencia. Costa Rica es pionera en Centroamérica en el tratamiento avanzado de cáncer de tiroides.

En Costa Rica se atienden en promedio 500 casos nuevos de cáncer de tiroides por año, la inmensa mayoría son estadíos I y II, de bajo riesgo. La mayoría de estos casos son asintomáticos, y muchas veces el diagnóstico ocurre en relación con otras molestias en la garganta que no estaban relacionados con el nódulo, por lo cual la persona acude a realizarse un ultrasonido y se detecta entonces el pequeño tumor sospechoso

Nódulo Tiroideo y Cáncer de Tiroides

La tiroides es una glándula en forma de mariposa que tenemos en el cuello. Más específicamente, en la parte anterior, detrás del collar o de la corbata.

La tiroides es la responsable de producir una sustancia, conocida como hormona tiroidea (tiroxina), que regula el metabolismo del organismo. Esto es, regula la cantidad de energía que consumimos para vivir. La tiroides, aunque está en el cuello, no tiene relación con el habla y la formación de sonidos en la garganta.

Dentro de la tiroides, con frecuencia, se detectan pequeñas formaciones que llamamos nódulos. Estos nódulos, son anormalidades redondeadas en la estructura de la tiroides, que muchas veces podemos sentir en el cuello, o incluso pueden ser visibles y notarse cuando la persona traga.

La mayoría de los nódulos tiroideos son benignos, y en general no requieren ningún tratamiento. Cuando los nódulos tiroideos son muy grandes, usualmente mayores a 3 centímetros, pueden causar molestias al tragar, y requerir cirugía.

Muy pocos nódulos tiroideos son malignos. Estos nódulos generalmente tienen características sospechosas el ultrasonido, como bordes irregulares, calcificaciones, flujo sanguíneo dentro del nódulo, ganglios asociados o hipoecogenicidad, esto es, que se ven más oscuros que la tiroides normal.

Cuando tenemos estos datos de sospecha, preferimos realizar una biopsia guiada por ultrasonido, para que el Médico Especialista en Patología, pueda revisar las células al microscopio y confirmarnos si el nódulo es sospechoso o no de cáncer de tiroides.

El Cáncer de Tiroides es muy común, y su incidencia ha aumentado dramáticamente en los últimos años, probablemente asociado con una mejora en los métodos de detección temprana. Sin embargo, su mortalidad sigue siendo muy baja. En general, se considera una enfermedad de buen  pronóstico, teniendo una evolución muy favorable una vez completado el tratamiento, la mayoría de los pacientes mantienen una vida prácticamente normal.

Generalmente el cáncer de tiroides requiere una cirugía para extirparlo, y en los casos de alto riesgo, se considera el uso de yodo radioactivo para disminuir la posibilidad de recurrencia. Costa Rica es pionera en Centroamérica en el tratamiento avanzado de cáncer de tiroides.

En Costa Rica se atienden en promedio 500 casos nuevos de cáncer de tiroides por año, la inmensa mayoría son estadíos I y II, de bajo riesgo. La mayoría de estos casos son asintomáticos, y muchas veces el diagnóstico ocurre en relación con otras molestias en la garganta que no estaban relacionados con el nódulo, por lo cual la persona acude a realizarse un ultrasonido y se detecta entonces el pequeño tumor sospechoso.

Nódulo tiroideo sospechoso en Ultrasonido: Bordes Irregulares y Calcificaciones
Nódulo tiroideo sospechoso en Ultrasonido: Bordes Irregulares y Calcificaciones

Simposio de Enfermedades Tiroideas

El próximo 25 de Julio, el Dr. Fernando Andrés coordinará y participará como expositor en un Simposio de Actualización en Enfermedades Tiroideas para Médicos Generales, esto dentro del marco del programa de actualización médica contínua del Colegio de Médicos de Costa Rica.

Para más información contactar al teléfono 22102200 del Colegio de Médicos y Cirujanos.

Hipotiroidismo Subclínico

El Hipotiroidismo Subclínico se refiere a una condición, donde la tiroides produce una cantidad de hormona un poco menor a la normal. Se llama subclínico porque aún la reducción en la hormona no es suficiente como para causar síntomas.

En los exámenes se observan con un nivel normal de T4 Libre, y un nivel ligeramente aumentado de TSH, usualmente entre 4 y 10.

 

No todas las personas con Hipotiroidismo Subclínico necesitan tratamiento, usualmente quienes tienen bocio, nódulos tiroideos, antecedente de cirugía en el cuello o radiación para algún tumor sí necesitan recibirlo.

También durante el embarazo es crítico tener pruebas tiroideas normales, porque participan en el desarrollo del cerebro del bebé.

No es cierto que haya personas con síntomas por Hipotiroidismo Subclínico que tienen las pruebas en sangre normales; aquí debe buscarse otra causa.

El aumento de peso y el riesgo de padecer Diabetes

obesity diabetes1 400.jpgLa obesidad es una de las enfermedades de mayor crecimiento en los últimos años en nuestro país. La definimos como la presencia del exceso de grasa en el cuerpo, generalmente debida a recibir más energía (alimentos) de que la que gastamos habitualmente en forma de ejercicio. En algunas ocasiones podemos encontrar enfermedades en donde algún problema hormonal o de otro tipo lleva al aumento de peso, pero en la mayoría de los casos se debe a la combinación de mala dieta y vida sedentaria.

La obesidad se asocia con múltiples problemas de salud, desde dolores articulares hasta enfermedades del corazón. Uno de los problemas que ha también aumentado en los últimos años es la Diabetes Mellitus, trastorno en donde el azúcar no puede ser aprovechada por la falta de funcionamiento de la hormona insulina.

La insulina se produce en el páncreas y se encarga de aprovechar el azúcar (glucosa) que viene de los alimentos y llega a la sangre. Una vez ahí, la insulina se encarga de la entrada del azúcar a las células para producir energía. Desafortunadamente, en las personas obesas, la grasa que circula de más en la sangre impide este proceso, y el azúcar comienza a aumentar. Aquí la persona entra en una etapa de Pre Diabetes, donde la glucosa en sangre está entre 100 y 125 mg/dL en ayunas).

Al principio, el páncreas produce más insulina, pero poco a poco, esta capacidad se pierde y la persona comienza a tener el azúcar muy alto en su sangre y es ahí cuando se diagnostica la diabetes (niveles mayores a 126mg/dL en ayunas corresponde con Diabetes Mellitus).

Se ha visto como en las familias en que existen diabéticos, las personas obesas o con sobrepeso tienen mucho más riesgo de desarrollar Diabetes. A esto contribuyen la vida sedentaria, el estrés, el exceso de alimentación y la falta de ejercicio físico.

La Diabetes Mellitus, con los años, deteriora los ojos, los riñones, los nervios y las arterias de los pies, debido a la acumulación de azúcar en los órganos y tejidos, causando complicaciones muy graves.
La mejor herramienta es la prevención, con una dieta baja en harinas y grasas, con mínimo azúcar, pero con abundantes vegetales frescos y frutas en cantidad razonable. Conforme menos harina y azúcar le damos a nuestro organismo, menos esfuerzo debe hacer el páncreas produciendo insulina.

Esto combinado con ejercicio físico al menos tres veces por semana. El ejercicio aumenta la cantidad de glucosa y grasa que se metabolizan a nivel de los músculos, mejorando el funcionamiento de la insulina. En personas sanas se recomienda el control del nivel de glucosa en sangre en ayunas al menos una vez al año.

Bombas de Infusión de Insulina o Microinfusores

En los últimos años se ha dado un importante paso en la mejora de la tecnología de infusión de insulina para los pacientes diabéticos.

Estos aparatos le dan a la persona un aporte de insulina para mantener normales los niveles de glucosa (azúcar), pero además son capaces de calcular, la cantidad de insulina necesaria para las comidas.

Unido a un sensor de glucosa, esta pequeña invención es capaz de calcular las necesidades en cada momento del día y ayudar a mantener niveles de glucosa muy cercanos a lo normal, con mínima incomodidad para los pacientes.

Para esto incorpora en el sistema una computadora que calcula las dosis a partir de las necesidades del paciente, y de la información que recibe de un sensor contínuo de glucosa que mide cada cinco minutos la glicemia y es capaz de identificar cambios en los niveles de azúcar antes de que causen una hipoglicemia o hiperglicemia severas.

Especialmente útil para personas diabéticas tipo 1 que desean mejorar su control, disminuyendo hipoglicemias y evitando aumentos bruscos con las comidas. También para diabéticos tipo 2 que requieren insulina y tienen irregularidades en su glicemia durante el día.

Más información:x22_features_callout

http://www.medtronicdiabeteslatino.com/seccion.php?id=4